El nuevo cementerio ya está abierto

Desde hace ya muchos años, desde el ayuntamiento sabíamos que el cementerio terminaría por quedarse sin espacio. Cada cierto tiempo se renuevan todos los cadáveres que existen en las diferentes tumbas; la razón es que ha pasado ya tanto tiempo que no queda nada de los restos, o bien simplemente ya no tienen familiares que puedan cubrir con el coste de la tumba. No obstante, en estos últimos años nos hemos dado cuenta de que el número de fallecimientos ha aumentado frente al de la natalidad.

A final, al tener problemas serios despacio, nos hemos decidido a abrir un nuevo cementerio que va estar a dos manzanas del anterior. Nos hubiera gustado comprar las tierras cercanas al antiguo cementerio con el objetivo de simplemente ampliar las instalaciones para unificarlo todo. Sin embargo, nos hemos enterado de que esas tierras no se venían porque en ella se iba a construir unas fábricas de patatas fritas.

En cualquier caso, el hecho de tener dos cementerios no nos preocupa demasiado: además, el segundo es algo temporal, cuando la natalidad vuelva a superar a la mortalidad será entonces cuando volvamos a utilizar de nuevo el antiguo cementerio y éste quedará descartado.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply